• Asunción Klinika

“Este estudio nos va a ayudar a tratar mejor al paciente”

A lo largo de el pasado año 2019 se ha desarrollado en Asunción Klinika un estudio para conocer cuál es el estado nutricional de los pacientes ingresados en nuestro centro y qué causas influyen en la misma. El estudio, coordinado por los Dres. Borja Ollo, jefe del servicio de Farmacia, y María Caballero, Directora Médica, se ha centrado en los pacientes mayores de 65 años, ha quienes se les ha realizado un cribado nutricional, tomado medidas antropométricas y realizado encuestas para conocer su estilo de vida. Hablamos con Borja Ollo sobre los resultados preliminares del estudio.



¿Por qué se ha llevado a cabo este trabajo? ¿Cuál ha sido el interés?


Todo empezó con la nueva línea estratégica del hospital. Desde Dirección querían potenciar la investigación y entonces se nos encargó a María Caballero, directora médica de Asunción Klinika, y a mí, jefe de Farmacia, hacer una investigación. Fue entonces cuando María y yo estuvimos pensando en qué tipo de pacientes podrían beneficiarse de esta investigación, qué tipo de temática podía ser interesante; tanto porque María quería implantar la nueva técnica del CONUT ( la base del estudio en el laboratorio en la cual sacar la ecuación era fácil debido a que ya teníamos las analíticas necesarias para ello), tanto por la experiencia previa que yo tenía en el campo de la nutrición. Es por eso que decidimos focalizarlo en el tema de la nutrición. Además, porque tiene mucho interés a nivel científico y social.


¿Qué es el CONUT?


¡Es una herramienta más de cribado nutricional, es decir, para detectar el riesgo de desnutrición. Es muy sencillo: con los valores de sangre en una analítica (linfocitos, colesterol y albúmina) de un paciente hospitalizado o incluso de urgencias, en función de los valores que obtienes, te da una puntuación y en función de esa puntuación clasifica al paciente en riesgo nutricional normal (no tiene), leve, moderado y severo. Entonces, el CONUT es una manera de detectar la desnutrición en los pacientes.


Las principales causas de una desnutrición en el paciente hospitalizado suelen ser la propia patología, el aumento los requerimientos y la incapacidad para tomar alimentos.

¿Cuáles suelen ser las causas de una desnutrición?


Las causas por desnutrición son muy variadas, dependiendo del campo en el que estamos hablando. En mi opinión hay dos diferencias: desnutrición en la calle y desnutrición en el paciente hospitalizado. En un paciente hospitalizado, la edad con la que ingresan es sobre todo un factor importante junto a la propia patología. Esta propia patología hace que generalmente aumenten los requerimientos del paciente ya que muchas veces el gasto metabólico del paciente está aumentado y además puede que en la mayoría de los casos haya que sumarle la incapacidad para ingerir alimentos. Todo esto hace que el paciente se vaya desnutriendo poco a poco. Por lo tanto, yo diría que las principales causas de una desnutrición en el paciente hospitalizado suelen ser la propia patología, el aumento los requerimientos y la incapacidad para tomar alimentos.


¿Cuál es el objetivo general del estudio de desnutrición de la población de Tolosaldea mayor de 65 años?


El primer objetivo era evaluar el nivel de desnutrición que tenía la población de Tolosaldea mayor de 65 años mediante el análisis de CONUT y MDA, es decir, mediante la realización del cribado nutricional. Hemos detectado que, aproximadamente en cuanto al CONUT, la desnutrición moderada y grave gira en torno al 28-30%, que es lo que dicen otros estudios.

Al alcanzar ese objetivo, nos entró la curiosidad por saber qué factores influían en esa desnutrición analizando, en esa población que anteriormente nombraba, el sexo, qué patologías podían ser concomitantes de tener, el grado de dependencia mediante la escala Barthel, peso, talla, etc. Y otro de los objetivos fue, también, ver cómo influía la desnutrición en la evolución; es decir, analizamos los días de estancia, la tasa de reingresos y ese tipo de factores que contribuyen a la desnutrición, que la favorecen y complicaciones que la conllevan.



¿Hay alguna diferencia entre los estudios estatales y el estudio sobre pacientes de Tolosaldea mayores de 65?


En los estudios que publicó la Sociedad Española de Nutrición, también alineados con la europea, decían que en el consenso multidisciplinar del abordaje la desnutrición del paciente hospitalizado, entre el 30% y el 50% de la población hospitalizada presenta riesgo de desnutrición o está desnutrida. Los resultados de nuestro estudio, teniendo en cuenta el CONUT y teniendo en cuenta sólo los moderados y graves, nos ha dado un 28%. Por lo tanto, es concordante.


Es verdad que son datos de los moderados, graves y algún leve de los que no hemos tenido en cuenta. Nos falta contrastarlos con los datos de MDA, que es la otra herramienta de cribado que hemos pasado y que en teoría es la de referencia en pacientes mayores de 65 años. Para diagnosticar una desnutrición no basta con un cribado: hay que hacer una valoración nutricional que es la herramienta que te pone en sobre aviso sobre cualquier caso. La valoración nutricional completa tendría en cuenta la valoración del peso, el porcentaje de pérdida de peso, la historia del paciente y la valoración de la ingesta. Este estudio es una herramienta que nos va a ayudar a tratar mejor al paciente.


La diferencia entre un estudio y otro se ha podido dar por la edad y por la subjetividad, ya que tenemos un componente de soledad que hace que se conteste más pesimistas a esas preguntas del MNA.

Entre los resultados preliminares hay uno que llamó mucho la atención: “Ser mujer disminuye el riesgo de desnutrición” ¿Por qué crees que puede ser?


Según el CONUT las mujeres estaban menos desnutridas o presentaba menos riesgo de desnutrición que los hombres. Pero según el MNA, al revés. Habitualmente el CONUT suele ser más objetivo porque son datos analíticos; mientras que el MNA es más subjetivo ya que se trata de una encuesta. En dicha encuesta hay unos parámetros objetivos que son medibles, pero hay otras preguntas que son subjetivas. Entonces, ahí puede que este el origen de la diferencia en los resultados entre hombres y mujeres.


En mi opinión, puede que las respuestas de las mujeres en el MNA hayan sido más pesimistas, con un carácter más victimista debido a su percepción. La mayoría eran viudas, mientras que los hombres seguían casados. Tenemos un componente de soledad que hace que contestes más pesimistas a esas preguntas del MNA. Aunque también opino que el hecho de que las mujeres de nuestro estudio hayan sido mayores que los hombres también ha afectado en las respuestas: a medida que avanzamos en la edad la sensación de malestar es mayor, por lo tanto es probable que tiendas a quejarte más. Por lo tanto, esta diferencia entre un estudio y otro se ha podido dar por la edad y por la subjetividad.


Ahora que el estudio ha alcanzado una fase preliminar, ¿A dónde queréis llegar?


Lo primero que nos gustaría es sacar esos mismos datos del CONUT en función del MNA para contrastarlos con UTMNA. Lo siguiente sería investigar la evolución del paciente durante el ingreso, porque hasta ahora nos hemos centrado en cómo ingresan, pero nos gustaría saber qué ha pasado en esos siete días y si los pacientes con grado de desnutrición han perdido peso, etc. Haciendo esta investigación daríamos por finalizada esta primera parte.

Y siendo ambiciosos podríamos ampliarlo a otro rango de la población. Creo que sería muy interesante investigar lo que ocurre con el otro tipo de hospitalización que tenemos cada vez más hoy en día: la Hospitalización a Domicilio. Incluso no descartamos colaborar con otras entidades, pero eso sería otro paso más allá.


En cualquier caso, creo que es importante que quede claro que estamos haciendo el primer paso para una valoración nutricional, pero que no estamos haciendo un diagnóstico de desnutrición completo. Eso es diferente, es más completo y hay que hacer pliegues de parámetros antropométricos. Es una valoración global. Nosotros no estamos haciendo eso, estamos aplicando las guías y las recomendaciones que hacen las sociedades, administraciones, etcétera, y ya está y que los resultados son preliminares y que abre la puerta a más cosas.

©2019 by Asunción Klinika