• Asunción Klinika

Láser Excimer: Ventajas e Inconvenientes

La cirugía refractiva es aquella que se encarga de corregir defectos de la vista como la hipermetropía o el astigmatismo. En los últimos años la comodidad, rapidez, seguridad y eficacia del láser Excimer lo ha convertido en la opción más demandada para aquellos que quieren decir adios a sus gafas. Pero no todo el mundo es candidato a este tipo de cirugías. Descubre todo sobre el Láser Excimer aquí.

¿Qué es la cirugía refractiva?

La cirugía refractiva tiene como objetivo la corrección de los defectos refractivos de la vista;

  • miopía

  • hipermetropía

  • astigmatismo

Su objetivo es permitir que los pacientes puedan prescindir del uso de gafas o lentillas. La cirugía refractaria puede realizarse con diferentes técnicas. Las más usuales son las intervenciones con láser excimer o el implante de lentes intraoculares.


¿Cómo funciona el láser excimer?

El láser nos permite disminuir la dioptrías de los ojos, modificando la curvatura de la córnea, mediante una luz ultravioleta, invisible y fría que, en vez de cortar o quemar, crea suficiente energía como para separar las moléculas de los tejidos.


Así, al aplicarlo sobre la córnea, es posible moldearla y modificar su graduación sin afectar a los tejidos que la rodean. Permite pulir la córnea hasta convertirla en una especie de lentilla, corrigiendo defectos refractivos como la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía de forma rápida, precisa y segura.


¿Tiene complicaciones esta cirugía?

Una de las grandes ventajas del láser es su rapidez y eficiencia y que conlleva un postoperatorio sencillo. Estamos hablando de una cirugía menor ambulatoria, es decir, el paciente, una vez operado, puede irse a su casa sin necesidad de ingreso hospitalario. Se trata, además, de una intervención corta, que no dura más de cinco minutos por ojo. La anestesia, tópica, se aplica mediante un simple colirio sobre el área corneal del ojo.


Una de las grandes ventajas del láser es su rapidez y eficiencia y que conlleva un postoperatorio sencillo.

¿Cómo es el postoperatorio?

Una vez finalizada la intervención, el paciente debe permanecer unos 30 minutos en la zona de descanso. Todo el proceso de la cirugía con láser Excímer suele llevar una hora, aproximadamente. En cualquier caso, sí es recomendable acudir acompañado a la clínica, ya que la visión se ve afectada después de la operación. También es recomendable hacer reposo durante las horas posteriores a la misma, ya que es normal notar molestias, como lagrimeo y escozor.


¿Todo el mundo es candidato a esta operación?

No. Hay tres requisitos que son fundamentales:

  • Ser mayor de 18 años.

  • Que la graduación se haya mantenido estable al menos durante el último año.

  • Que la salud visual del paciente sea buena, independientemente del problema que le obligue a llevar gafas o lentillas.

¿En qué casos no se recomienda el láser?

Existen unos límites de dioptrías y de grosor corneal. Si la córnea es muy fina para la graduación que tiene el paciente o cuando la morfología de la córnea no es adecuada, es mejor optar por otras técnicas de cirugía refractiva como las lentes intraoculares.


¿La edad es un condicionante?

Mucha gente cree que existe un límite de edad para operarse con el láser Excimer pero no es así. La única restricción real es que el paciente debe ser mayor de 18 años. Los ojos cambian continuamente a lo largo de la vida, precisamente por eso no se recomienda para menores de 18 años porque su visión todavía no se ha estabilizado. Incluso muchos especialistas recomiendan esperar hasta los 25 años. Respecto a las personas más mayores, si su salud ocular es buena, no debería haber ningún problema para optar por el láser.






0 comentarios