• Asunción Klinika

“Una quemadura solar grave aumenta muchísimo las posibilidades de contraer melanoma”

Actualizado: 13 jun

Las Dras. Maite López y Salud García, del servicio de Cirugía hablarán sobre cuáles son los tipos de cáncer de piel más frecuentes, qué señales nos deben alertar de su presencia y qué opciones existen actualmente para tratarlo en la charla que ofrecerán el próximo jueves 16 de junio a partir de las 18h en el Tinglado, en colaboración con Contra el Cáncer Gipuzkoa. Los asistentes al evento, que tendrá un carácter interactivo, recibirán como obsequio un kit de protección solar. En esta entrevista, las especialistas nos dan más datos sobre este cáncer que es el 5º tumor más frecuente en el hombre y el 6º en la mujer.

¿Qué tipos de cánceres de piel hay?

Hay dos tipos de cáncer de piel, los epiteliales y el melanoma. Aunque ambos tienen en común que suelen estar causados por la exposición solar, difieren en su evolución, riesgo e incluso aspecto. Mientras los cánceres epiteliales suelen tener buen pronóstico, el verdaderamente peligroso es el melanoma.


¿El sol es la única causa del cáncer de piel?

Los cánceres epiteliales están claramente relacionados con el daño solar acumulado. En el caso del melanoma, influye el daño solar acumulado, pero especialmente la exposición aguda. Una quemadura solar grave no causa un melanoma inmediato, pero sí aumenta muchísimo las posibilidades de contraer uno más adelante. El melanoma puede tener detrás, además, otras causas como el componente genético.


¿La prevención solamente es importante en verano y en personas con piel clara?

La radiación solar puede afectar a todo tipo de piel, por eso es importante que todos nos protejamos, incluyendo las personas con piel oscura incluso de raza negra. Podemos disminuir el factor de protección en función de la época del año, pero siempre hay radiación solar, incluso cuando está nublado, por lo que nos tenemos que cuidar durante todo el año.


Hay que estar concienciado de que tenemos que revisarnos la piel siguiendo la regla ABCDE

¿El aspecto de estos los tipos de cáncer de piel es diferente?

Sí. Los epiteliomas son lesiones rojizas, costrosas, numulares, con cierta sequedad. Pueden parecer heridas, la diferencia es que no se curan. Los melanomas, por su parte, son lesiones más definidas, pigmentadas, que normalmente se diferencian claramente por su tonalidad. Además, mientras los epiteliales suelen aparecer en zonas expuestas al sol, el melanoma puede aparecer en cualquier zona corporal. De hecho, típicamente aparecen más en lugares que no reciben habitualmente radiación solar. Por ejemplo, hay un tipo de melanoma, especialmente agresivo, que suele aparecer en las zonas distales de los dedos, la planta de los pies o debajo de las uñas.


¿Qué debemos hacer para detectar estas lesiones a tiempo?

Lo primero es estar concienciado de que tenemos que revisarnos la piel. Hay varios signos de alarma, que pueden detectarse siguiendo la regla ABCDE. La A es la asimetría; si divides la lesión por la mitad, que haya diferencias entre una parte y otra. La B son bordes; que sean irregulares y mal definidos. La C es el color; si se observan diferentes colores dentro de una mismo nevus (lunar) o lesión. La D es diámetro; los nevus que superen los 5 mm de diámetro tienen más riesgo de poder malignizarse. Y la E es la evolución. Cualquier cambio en un nevus debe ser analizado.




¿Qué tratamiento tiene el epitelioma?

Normalmente, es suficiente con la cirugía. Si se detecta precozmente, no suelen ser necesarios tratamientos más agresivos.( No hay que tratarse con quimioterapia ni radioterapia) Esa cirugía se hace con una extirpación total del tejido, y según la zona en la que se encuentra la lesión, requiere una técnica más o menos compleja. En los casos más benignos se puede optar por un tratamiento de electrocoagulación. Esto es, quemar la lesión en vez de extirparlo.


¿Y en el caso de los melanomas cuál es el tratamiento?

Hay que ser muy agresivos porque el melanoma es uno de los cánceres más mortales que existe. De hecho, es más mortal que el de colon. Después de identificar en qué nivel de agresividad se encuentra y la afectación que tienen los ganglios linfáticos, se establece si es suficiente la cirugía, o hay que complementar con tratamientos como la quimioterapia o los agentes biológicos. En cualquier caso, cuando un melanoma se encuentra en estado avanzado, el pronóstico de supervivencia disminuye bastante. Hemos hablado sobre el melanoma cutáneo, pero también existe el melanoma mucoso. Este es muchísimo más agresivo, y no tiene nada que ver con la exposición solar. Es más común entre personas de raza negra.




0 comentarios