top of page
  • Foto del escritorAsuncion Klinika

“El 95% de las personas que sufre de juanetes son mujeres”

Se calcula que el hallux valgus, comunmente conocido como juanete, afecta a entre el 25 y el 35% de la población, siendo mujeres el 95% de las personas que lo sufren. Sobre esta dolencia versará la charla que el Dr. Ezequiel Luege, coordinador de la Unidad de Pie y Tobillo de Asuncion Klinika, ofrecerá este jueves 26 de enero, a partir de las 18h en el Topic, en el marco de las charlas Osasuna Kalean.



¿Qué es el hallux valgus?

Llamamos hallux valgus o juanete a la deformidad del antepia que se caracteriza por una desalineación entre el primer metatarsiano y la falange proximal.


¿Por qué se produce? ¿Hay personas destinadas a padecerlo?

Hay muchas teorías sobre el origen del hallux valgus, pero la que más fuerza tiene es que tiene un importante factor genético. A esto hay que sumarle causas complementarias que pueden predisponernos a sufrirlo: el uso de un calzado inadecuado en las mujeres, tener el pie plano, padecer alguna enfermedad reumatológica…


¿Hay diferencias entre sexos?

Sí, sin duda. Alrededor del 95% de los pacientes que lo sufren son mujeres y esto está directamente relacionado con el componente hereditario, combinado con el uso, durante muchos años, de calzado inadecuado. Ya en la antiguedad usaban un calzado estrecho, terminado en punta, que predisponía a sufrir juanetes.


¿Y los tacones?

El uso de tacón per se no afecta tanto. Si llevas un zapato de tacón alto, pero que no tenga la punta estrecha, no debería haber problema. Insisto, lo que más incidencia tiene es el calzado cerrado y en punta.


¿El juanete suele afectar siempre a los dos pies?

La mayor parte de las veces, el juanete es bilateral. Puede ser que uno sea más grave que el otro, pero habitualmente es bilateral.


¿Qué tratamientos existen actualmente?

En sí, la enfermedad es quirúrgica porque es una patología progresiva, pero a personas que tienen un juanete incipiente y poco doloroso, no tiene mucho sentido operarlas. En estos casos se suele optar por tratamiento conservador: usar zapato ancho y confortable, a veces separadores nocturnos… Por otro lado, está el hallux valgus sintomático, doloroso y que genera alteración de la funcionalidad del pie. En estos casos se suele optar por el abordaje quirúrgico.


¿Cómo es la cirugía del hallux valgus? Nosotros nos basamos en protocolos basados en el grado de deformidad. Dependiendo de si esta es leve, moderada o severa, optamos por una técnica u otra, aunque la tendencia es a aplicar siempre que se pueda la cirugía mínimamente invasiva. Con pequeñas incisiones logramos lo mismo que con las cirugías abiertas. En la mayor parte de los casos, el paciente se va a su casa en el mismo día y el postoperatorio no es especialmente doloroso. Al día siguiente, con ciertas restricciones, el paciente ya puede moverse por casa por su propio pie y en unas tres o cuatro semanas, hacer vida completamente normal.


¿Cuándo es el momento de operar?

La indicación quirúrgica es el dolor. Si hay deformidad pero sin dolor, por muy severo que sea el hallux valgus, no hay por qué operar. Aunque hay quien prefiere operarse por estética, se puede vivir con eso sin ningún problema. Pero esto suele ser raro. Normalmente, cuando los juanetes tienen un grado severo, suele haber también deformidad en el resto de los dedos, generando otras patologías como dedos martillo, en garra, etc.


¿Es posible curar el juanete sin operar?

La enfermedad por definición es progresiva. No se va a detener con nada que no sea quirúrgico. Si es incipiente, puedes optar por métodos paliativos, pero el juanete va a seguir creciendo hasta donde le toque.


¿Se dan casos de personas que se operan a las que se les vuelve a desarrollar el hallux valgus?

Sí, aunque en un porcentaje pequeño, la recidiva del hallux valgus, existe. Tiene que ver con si la técnica elegida no fue adecuada; si el paciente no siguió correctamente las indicaciones del cirujano; y, por supuesto, con que existan enfermedades concomitantes que no fueron detectadas en el momento de elegir el tipo de cirugía.




0 comentarios

Komentarze


bottom of page