• Asunción Klinika

Lesiones deportivas: cuáles son las más comunes y cómo tratarlas

Las lesiones deportivas son lesiones que ocurren durante la práctica de una actividad deportiva de tipo profesional o amateur. Algunas de estas lesiones ocurren casualmente, otras se deben a prácticas o posiciones incorrectas durante un entrenamiento o en una competición, o al uso incorrecto del material. En este post te contamos cuáles son las más habituales y cómo pueden tratarse.


¿Cómo pronosticar una lesión deportiva?

El pronóstico de las lesiones deportivas depende de los motivos que las determinan. El equipo de imagen (ecografía, resonancia magnética, etc.) es fundamental para descartar lesiones estructurales y evaluar la extensión de las lesiones. Además, en base a los resultados obtenidos, es posible estimar el tiempo de recuperación y retomar la actividad deportiva, y naturalmente evaluar el riesgo de volver a sufrir la misma lesión.


¿Cuáles son las lesiones deportivas más habituales?


Lesiones musculares

Afectan a los músculos y pueden producirse por traumatismos directos, sobreesfuerzos, movimientos inadecuados, etc. En general cabe diferenciar los siguientes tipos de lesión:

  • Contusión. Se producen por un golpe sobre el músculo.

  • Calambre. El músculo se contrae de forma súbita y se acorta durante unos instantes, produciendo un intenso dolor que dura unos instantes antes de calmarse.

  • Contractura. La contracción repentina del músculo causa dolor y limitando el movimiento.

  • Distensión. Se genera cuando el músculo se estira más de lo que puede abarcar.

  • Rotura fibrilar o desgarro muscular. Se rompen una o varias fibras del tejido muscular y su gravedad depende de la extensión de la lesión y de su duración. .

  • Rotura muscular completa. El músculo se rompe completamente. El dolor es intenso y se siente la imposibilidad de mover el músculo, causando la inmovilidad.

Lesiones tendinosas

Afectan a los tendones y las causas van desde una contusión, el uso de material y calzado deportivos inadecuados, hasta movimientos repetitivos inadecuados, etc.

  • Tendinitis de inserción o entesitis.

  • Tendinitis. Se inflama el cuerpo del tendón.

  • Rotura parcial. Se caracteriza por la rotura de unas pocas fibras.

  • Rotura total. Se rompe el tendón completamente.

  • Luxación. Se produce el desplazamiento del tendón de su posición natural al realizar determinados movimientos.

Lesiones articulares

Las lesiones articulares que se producen por la práctica deportiva pueden afectar a los huesos que la configuran, los ligamentos, los tendones, los cartílagos, la membrana sinovial o las bursas.

  • Huesos. Fracturas, con la rotura parcial o total del hueso, y las luxaciones.

  • Cartílagos. Recubren el extremo del hueso y hacen que la articulación funcione correctamente, evitando la fricción entre los huesos (los meniscos son cartílagos).

  • Membrana sinovial. Es una membrana que recubre toda la articulación para protegerla y que está llena de líquido sinovial.

  • Bursas. Son unas estructuras blandas en forma de saco se encuentran entre los músculos, los tendones, los ligamentos y las prominencias óseas que configuran la articulación y cuya función es evitar la fricción de los huesos durante el movimiento y amortiguar la presión que se ejerce sobre la articulación.

Raquis o columna vertebral

La práctica deportiva puede causar diferentes tipos de lesiones, además de las características de los músculos y ligamentos (contracturas, contusiones, distensiones, etc.):

  • Hipercifosis. Es un aumento de la curvatura de la zona dorsal

  • Hiperlordosis. En este caso aumenta la curvatura de la zona lumbar del raquis.



¿En qué momento debo preocuparme seriamente de una dolencia?

Los principales síntomas de las lesiones deportivas están relacionados con el tamaño y la extensión del traumatismo y están principalmente representados por:

  • Inicio inmediato del dolor

  • Pesadez y rigidez del músculo

  • Hinchazón

  • Aparición de hematomas

  • Sensibilidad al tacto

  • Calor

  • Pérdida de la amplitud normal de movimiento


¿Puedo prevenir una lesión deportiva?

No en todos los casos, pero siempre se recomienda:

  • Calentamiento adecuado

  • Alimentación correcta

  • Hidratación

  • Uso del material apropiado

  • Ropa y calzado adecuados


Tratamientos para las lesiones deportivas

Los tratamientos a seguir varían según la gravedad de las lesiones. En nuestros centros te podemos ayudar a través de la fisioterapia, y en el caso de gravedad, a través de la cirugía gracias a nuestro equipo de Traumatología y a la Unidad del Dolor.


¿Necesitas una consulta con nuestros especialistas?




0 comentarios