• Asunción Klinika

¿Qué es la mano reumática y cómo puede tratarse?

La mano reumática consiste en el desgaste de las articulaciones de la mano a causa de enfermedades reumatoideas como, por ejemplo, la artritis reumatoide. Es una dolencia bastante agresiva, que puede causar deformidades en las manos, afectando a su actividad biomecánica.

¿Qué es la mano reumática?

Se conoce como mano reumática a aquella mano que está afectada por enfermedades como la artritis reumatoide o la artrosis. La artritis reumatoide es una enfermedad crónica que causa inflamación en las articulaciones. La artritis puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero cuando afecta a las manos sus estragos suelen ser especialmente visibles e incapacitantes. Así como la artritis reumatoide suele darse en personas entre los 25 y los 45 años, en el caso de la artrosis, se trata de un desgaste causado por el tiempo, con lo que suele aparecer a partir de los 50 años.


¿Cuáles son las síntomas de la mano reumática?

Son muy características las deformidades en los dedos y en la muñeca, que se presentan en forma de bultos conocidos como nódulos reumatoides. El dolor, la rigidez o la hinchazón, especialmente por las mañanas, son otros de los síntomas de la mano reumática.


Todos estos síntomas tienen como consecuencia una afectación de la capacidad biomecánica de la mano, dificultando la acciones cotidianas como escribir, utilizar el ordenador, atarse los botones de la camisa o agarrar objetos.


¿Qué tratamientos existen contra la mano reumática?

  • Medicamentos: el reumatólogo puede prescribir medicamentos para tratar la artritis reumatoide

  • Fisioterapia: También es posible tratar los síntomas de la artritis fortaleciendo las articulaciones de la mano y manteniendo su capacidad de movimiento mediante sesiones de rehabilitación y fisioterapia

  • Férulas: Hay pacientes a los que se les recomienda el uso de férulas que protegen las articulaciones o las fortalecen

¿Puede tratarse con cirugía la mano reumática?

La mano reumática puede tratarse con quirúrgicamente. La técnica y el alcance la intervención estarán determinados por cómo de avanzada esté la enfermedad:

  • Sinovectomía: consiste en la eliminación de los tejidos afectados. Es una opción a tener en cuenta cuando la enfermedad aún no está muy avanzada, con el fin de aliviar el dolor, corregir las deformidades y mejorar la función biomecánica de la mano.

  • Artoplastia: según el grado destrucción que haya sufrido la articulación, puede reemplazarse con prótesis de materiales externos o incluso fabricadas con tejido del propio paciente.

  • Artrodesis: Las artrodesis son fusiones articulares que se realizan de forma artificial después de eliminar las partes más dañadas.



El Dr. Javier Corredor es especialista en Cirugía Reconstructiva de la Mano y del Miembro Superior con registro médico-quirúrgico en el Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar (Venezuela). Está formado en técnicas de microcirugía y colgajos vascularizados. Además, tiene una amplia trayectoria en el campo de la investigación en el campo de la patología de la mano. Lleva más de diez años especializándose en el tratamiento de la cirugía de la mano, tratando con gran éxito múltiples casos. + Información




0 comentarios